EI Energía

Diferentes abrigos para estar calientes

La temperatura constante de los seres humanos es de 36°C (somos animales de sangre caliente). Los animales de sangre fría, en cambio, no tienen la capacidad de regular su temperatura y, por tanto, el entorno tiene una mayor influencia sobre ellos. Por esa razón, algunos animales no pueden vivir en cualquier lugar, ya que tienen siempre el mismo abrigo para mantenerse calientes. Teniendo en cuenta esa condición, los niños y las niñas emprenderán la búsqueda de la ropa más adecuada.

 

Previamente en la escuela

Contar el cuento de los 3 cerditos y reflexionar.

Posteriormente en la escuela

Escoger la ropa adecuada.

Objetivos

  • Tomar conciencia de que la vivienda, la identidad y la comunidad son mecanismos de protección.

  • Entender que el modo de vestir nos ayuda a adaptarnos a diversas condiciones.

  • Aprender cómo son la piel, el pelaje, el plumaje... de los animales.

Contenidos

  • Nosotros y nosotras, a diferencia de los animales, podemos adaptarnos a casi cualquier clima porque tenemos ropa y casa.

  • Adaptamos la ropa en función de la estación del año, y la casa, en función del entorno.

  • Los animales tienen pieles y pelajes distintos, pero no tienen ropa. Nuestra casa, como los animales, tiene una única piel. ¿Cómo nos preparamos para utilizar la misma ropa durante todo el año?

ariketa

Material para profesores

DesCARGARMaterial escrito

Proyecto Einstein